Hermanas y youtubers de belleza

pixiwoosfowler

Siempre he querido tener una hermana. De hecho, eso fue lo que le pedí a mis padres cuando tenía 8 años, y me trajeron un hermano ¬¬ Desde pequeña soñaba con compartir ropa y potingues, y nos maquillaríamos juntas y tendríamos un canal de youtube (bueno, eso de pequeña no sabía lo que era). Estos dos pares de hermanas han cumplido mi sueño.


Pixiwoo
Estas dos hermanas inglesas son la bomba. Son excelentes maquilladoras y muy buenas comunicadoras. Explican de manera fácil y entendible no solo como maquillarse y cuidarse la piel, sino también como escoger productos de calidad de todas las gamas. Me gustan porque sus looks son siempre frescos, porque maquillarse parece facilísimo cuando ellas lo hacen, y porque lo mismo le sacan pegas a una barra de labios de Chanel que alaban una sombra de Burjois. Atentos a: la capacidad de usar el eyeliner con una mano, el uso alternativo de ciertos productos (sombras para darle un toque diferente a los labios, por ejemplo) y lo monas que son las dos cuando hablan.

Elle & Blair Fowler
O lo que es lo mismo, Allthatglitters21 y Juicystar07. Estas dos hermanas son lo que viene siendo las Olsen de Youtube. Empezaron posteando videos de maquillaje, “hauls” (compras masivas), tours por su casa, trucos, etc. Y han acabado montando un imperio: las marcas las esponsorizan y les pagan una pasta por hablar de sus productos, las invitan a los mejores saraos, han “escrito” un par de libros juveniles basados en su vida, tienen una línea de maquillaje y esmalte de unyas, una página web de merchandising, diseñan ropa, complementos y lo que haga falta. Ahora acaban de comprarse sendos “condos” en una exclusiva zona de Los Angeles. Son muy pero que muy pijas y remilgadas, pero hay algo entrañable en ellas. Atentos a: la de barbaridades léxicas que sueltan; la naturalidad con la que hablan y tratan “imprevistos” como que sus mascotas entrene plano o tengan un pelo rebelde en la frente; los tours por su casa y sus colecciones de maquillaje con para morirse de la envidia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.