Pies suaves

piescansados

Tener unos pies bonitos y suaves en verano es difícil, sobretodo si andamos todo el día en sandalias o descalzos. Se forman callosidades, se acumula la piel muerta y en general, se maltratan bastante. Sin embargo, cuidarlos es más fácil de lo que pensamos.

  • El primer paso es ir a un podólogo profesional para que nos los arregle, quite la capa de pieles muertas del talón, raspe las callosidades y repase las cutículas de los dedos.
  • El siguiente paso es exfoliarlos una vez a la semana. Hay bastantes en el mercado, pero uno de los mejores para mi es el de Dr. Scholl (que tiene una amplia gama de cuidado podal).
  • Por último, hay que hidratarse los pies cada día. Lo ideal sería hacerlo mañana y noche, pero basta con hacerlo al salir de la ducha. Yo utilizo la Crema de Belleza para pies de Caudalie, que además de dejarlos suaves como el terciopelo, también sirve para calmarlos y refrescarlos. Huele un poco a limón (me encanta).

Lo que no debéis hacer es pasaros la cuchilla vosotros mismos sobre los talones o intentar retirar la piel muerta, porque os podéis hacer herida, y porque eso lo único que hace es provocar que salga más. Como mucho, los profesionales recomiendan pasar la piedra pómez suavemente por las zonas más ásperas una vez cada tres semanas. Esto ayuda a que la crema penetre mejor (después de hacerlo, podéis embadurnaros de crema y poneros unos calcetines; si los dejáis toda la noche, a la mañana siguiente tendréis pies de porcelana).

¿Cuál es vuestro truquillo para mantener los pies suaves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.