Peluquerías que molan en Barcelona: La Poupée y Room 28

lapoupeebcn (1)

Para mi ir a la peluquería siempre había sido más traumático que ir al dentista. Nunca sabía a qué me iba a enfrentar, porque a pesar de que iba con las ideas claras, y las iba defendiendo en mi cabeza (como cuando te preparas para pedir un aumento de sueldo), al llegar allí siempre acababa cediendo, o directamente hacían conmigo lo que querían.

Cuantas veces le he dicho a un peluquero que no usara la cuchilla!! Desastres capilares he tenido miles (hasta os hice una crónica aquí): mechas a lo Gemma de Sons of Anarchy (pedí reflejos); pelo a lo gato de Cheshire (pedí el corte de Jessica Alba); mega mecha rubia pollo en toda la frente (la llamé mi época “like a virgin”), pelo quemado por permanente, pelo quemado por alisado, pelo a lo afro…. En fin.

Hasta el día en que mi novio me descubrió La Poupée. Fui con una foto de Alexa Chung y me hicieron el corte tal cuál!! Casi lloro. Además me dieron consejos geniales para el cuidado y para sacarle el partido al corte. Y lo mejor: no me hicieron el típico secado con las puntas hacia fuera (GRACIAS!). La peluquería está en pleno Eixample, y cuando llegas tienes la mejor bienvenida a cargo de la perra más amorosa del mundo, Bimba. Fotos de arriba cortesía de La Poupée.

A pesar de estar tan contenta con ellas, quise probar Room 28 para hacerme un cambio de look un poco más radical (aunque luego quedó bastante natural). Están en Gracia. Les sigo en Instagram y hacen verdaderas virguerías con el color. Son verdaderos magos, no sólo con estilos más arriesgados de fantasía (como el precioso rosa pastel que suelen hacer en las puntas, o como yo le llamo, “pelo pony”); a mí me hicieron un degradé a castaño-cobre precioso (ombré de otoño), que queda muy natural, y a la vez me da luz al rostro. Además, son tan entusiastas, te tratan tan bien!! Y los productos que utilizan son  de Davines, una marca de productos orgánicos de la que os hablaré más adelante.

room28 (1)

No os enseño el antes porque era bastante desastroso (aunque podéis verlo en su twitter :p).

Así que ya sabéis, no volváis a quejaros de que no hay buenas peluquerías en Barcelona, probad La Poupée y Room 28 y lo fliparéis!!

Bonus: el pelo pony de mi amiga Myriam (Made in 87)

room282 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.