La Cosmética del Arte – Fulls de la vida

rusiñol4

Hace cosa de un mes Noe, de Noemozica & her stuff, me propuso hacer un cross-over. Ella proponía una obra y cada una hacía un post relacionado. La idea me encantó, y le dije que sí. Así que hoy inauguramos una nueva sección titulada «La Cosmética del Arte«.

Al ser el primer post, todavía no tengo decidido si ponerle límites y reglas o dejar que la obra me inspire. Esta vez he decidido hablar un poco de historia de la cosmética y recrear el espíritu de la obra. Espero que os guste!

Si queréis leer el post de Noe, podéis hacerlo aquí.

La primera obra que Noe ha escogido es Fulls de la Vida de Santiago Rusiñol.

cartel_santiago_rusiñol

La obra es de finales del s. XIX y está enmarcada dentro del movimiento modernista. Se hizo como portada a una obra escrita del mismo título, una recopilación de narraciones breves de tipo decadentista. En ella vemos a una mujer burguesa leyendo un gran libro en un jardín. Rusiñol tiene muchas obras dedicadas a jardines de toda España, algunos abandonados, que evocan misterio y romanticismo; otros coloridos y llenos de vida. Lo que más me gusta de estos cuadros es la luz. Algunos ejemplos:

cuadrosrusiñol

¿Qué sensaciones me provoca la obra? Esta obra me evoca calma, un momento tan íntimo y feliz como es leer en un jardín, rodeada de naturaleza. La primavera ya ha llegado y las flores están más bellas que nunca, tanto que la joven de la imagen decide adornar su cabello con ellas. El recogido que lleva me recuerda vagamente a las geishas, lo que me lleva al mundo oriental, zen, de paz y asueto. El jardín y las ropas de la chica nos indican claramente que es un entorno burgués, así que la chica tiene tiempo de sobras para leer, y seguramente no tiene preocupaciones.

¿Qué me inspira? Para mi es como pillar in fraganti a una persona en un momento de relax, cuando más absorto está en sus pensamientos, en unión con la naturaleza. Así que he decido hacer un maquillaje y una puesta en escena que me recuerdan a la foto, para poder hablaros un poco de la cosmética de finales del siglo XIX.

rusiñol1

Un poco de Historia. Después de algunos siglos de frenesí cosmético, de recargados maquillajes que parecían máscaras, el siglo XIX es el del naturalismo, la belleza pura, sin artificios. El ideal de belleza pasa por el filtro del Romanticismo: mujeres esbeltas, de piel blanca a las que nunca les ha tocado el sol, con el rubor en mejillas y labios propio de una joven virtuosa e inocente.

rusiñol2

Las mujeres, por tanto, debían cuidarse de no exponerse a los rayos solares, y le daban mucha importancia al cuidado facial. Se usaban leches hidratantes y mascarillas, hechas a base de pepino y manteca de cacao. Bebían vinagre y limón para conseguir la palidez en el rostro. Y se ponen de moda los polvos de arroz como los de Bourjois. Para conseguir el rubor carmín en labios y pómulos, recomendaban levantarse pronto y caminar largas distancias y desayunar filete (vaya vida). Si esto no funcionaba, siempre podían recurrir al maquillaje. En 1880 se creó el primer carmín de labios, que no era más que una pomada a base de mantequilla fresca, cera de abeja, raíces de orcaneta y racimos de uvas negras sin pulpa. También se hacía con huevos de cochinillas quermes.

rusiñol3

Se le daba mucha importancia al baño, después del cuál se aplicaban aceites esenciales y perfumados. La lavanda, el jazmín, la mimosa, las violetas y las rosas inundaban con su aroma cada estancia. Los perfumes llevaban ámbar, pachuli y Chipre.

rusiñolcara3

rusiñolcara2

El maquillaje que me ha inspirado por tanto es muy natural. Quería darle luminosidad a la piel, dejarla jugosa y luminosa pero un poco pálida. Para ello he utilizado de base una bb cream, la he sellado con polvos translúcidos y luego me he servido de tres productos para dar luz o calidez según la zona: los meteoritos de Guerlain, el Vivid Baked de Make Up Revolution y los Beauty Powder de Mac. Las mejillas llevan un rubor muy sutil, al igual que los labios. Las cejas al natural, salvajes, un poco como se llevan ahora también. Los ojos están maquillados para resaltar el azul natural de las pupilas, y para que no parezcan maquillados.

Productos utilizados:

Rostro

  • BB Clear de Vichy
  • Polvos translúcidos de Make Up Forever
  • Les Meteorites de Guerlain
  • Vivid Baked en el tono Peach Lights de Make Up Revolution
  • Beauty Powder en el tono Alpha Girl de Mac

Pómulos

  • Benetint de Benefit
  • Flushed de Sleek

Ojos

  • Prebase de Sensilis
  • Shadow Insurance de Too Faced
  • Samoa Silk de Mac
  • Stick Eyeshadow en el tono 28 de Kiko
  • Rock ‘n’ kohl en el tono Eye Cheat de Charlotte Tilbury (para la línea de agua)
  • Sombra negra nº9 de Sephora (para la línea de las pestañas)
  • Shape & Shade brow pencil de Eylure
  • Máscara de pestañas Roller Lash de Benefit

Labios

  • Prep and prime de Mac
  • Benetint de Benefit
  • 306 Groseille de Sensilis

rusiñol7

¿Os ha gustado el post? ¿Os ha parecido interesante? Queríamos hacer algo diferente, espero que lo hayáis disfrutado. Quería darle las gracias a mi modelo, Bib, que tiene el pelo más bonito del mundo (con tirabuzones) y unos ojazos azules impresionantes.

También os quería dar las gracias por estar ahí y leerme y comentar aquí, o en las redes sociales. Sois un amor y me alegráis siempre el día.

4 comentarios en “La Cosmética del Arte – Fulls de la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.