Consejos para dejar de sentirte hinchada

hinchazon

No sé si eres de las que suelen levantarse con la barriga hinchada. Yo sí, y es un incordio. El hinchazón puede deberse a múltiples causas: gases, retención de líquidos, estreñimiento. Aquí te dejo con algunos consejos para dejar de sentirte hinchada.

Lo primero que aconsejo es algo que debes estar harta ya de oír: bebe mucha agua. El cuerpo debe estar hidratado, y la mejor manera de limpiarlo por dentro (y por fuera) y eliminar las toxinas es bebiendo al menos 1,5 L de agua al día. Esto incluye bebidas como el té, el café, la sopa o zumos. El caso es beber mucho líquido.

Lo ideal sería tomarse todas las mañanas un vaso de agua templada con el zumo de medio limón en ayunas. Esto es mano de santo, es como beber desatascador de tuberías,  lo juro. Si lo haces durante un par de semanas, fíjate en cómo cambia tu piel.

Existen en la farmacia varias soluciones para ayudar a deshincharnos. La que más utilizo yo son las infusiones o las pastillas de Finocarbo. Estas contienen carbón vegetal y frutos de hinojo que favorecen la eliminación de gases. Yo suelo tomarme un par de pastillas después de comer, y una infusión después de cenar.

La cola de caballo es un diurético natural que te ayuda a eliminar el exceso de líquido y las toxinas. Aunque yo lo tomo por la noche, sé que es más beneficioso tomarla por la mañana, más que nada para no tener que levantarse al lavabo cada dos por tres (y tener un sueño de poca calidad).

Para mejorar el tránsito intestinal os recomiendo la ayuda de fármacos naturales, como los cubos masticables de Frutas y Fibra de Ortis. Llevan ruibarbo (ayuda a regular el tránsito intestinal), tamarindo (que favorece el tránsito intestinal) e higo (que regula el ritmo intestinal). Se toma por la noche junto con un vaso grande de agua.

Espero que estos consejos te sean de utilidad. Y tú, ¿tienes algún truco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.