Chica La Roche-Posay

larocheposay

Una chica del trabajo acaba de reparar en lo bien que tengo la piel. No hay granos… ¡¡Yo sin granos!! A penas puedo creerlo…

Hace cosa de un mes, harta ya de parecer una adolescente de 15 añitos (cuando ya estoy rozando los 30), me planté en mi farmacia preferida y pedí consejo: quiero algo para esta piel ajquerosa que dios me ha dado, llena de imperfecciones, granitos y puntos negros.

La farmacéutica me recomendó una crema de La Roche-Posay (Effaclar-K) y el gel limpiador de la misma marca y línea. Desde entonces, me lavo la cara todas las noches con el gel (una noche o dos a la semana lo hago con Dermac, un jabón en pastilla todavía más astringente, pero que para cada día me resulta demasiado agresivo) y, acto seguido, me aplico la crema (y un contorno de ojos algo más graso para las arruguillas, que como en esa zona tengo la piel lisita, no hay problema). Por las mañanas, después de la ducha, únicamente me aplico la crema.

En cosa de un mes, mi cara es otra… A penas tengo granos, el cutis está satinado y cuando me toco, ya no se me quedan los dedos «pegados», sino que se deslizan como si lo hiciesen por encima de una superfície de seda. Estoy encantada!!

Por: Noemozica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.