Ahorrar en Tiempos Revueltos

cosenjosahorrar

Dice mi compi de  piso preferida que soy una maruja en toda regla y que no  puedo guardar mi sabiduría ahorrativa para mí sola, pq el mundo merece saber de ella… Yo creo q exagera, pero es verdad q lo de la pela es la pela no se me da del todo mal, aunque sin llegar al racaneo, ¡¡claro!!

He aquí algunos consejitos de lo más simples, ¡¡y efectivos!!

En casa (en general): apaga siempre las luces al salir de una habitación, asegúrate de cerrar bien los grifos, cuando friegues los platos / te duches, cierra el grifo mientras te estás enjabonando y, cuando tires de la cadena, para la descarga de agua cuando ya haya «desaparecido» todo, no hace falta vaciar la cisterna cada vez.
Y bueno, en verano antes de encender el aire acondicionado, prueba a abrir las ventanas. Y en invierno, ponte ropa (hay gente que va en manga corta por casa) y, por ejemplo, si te pones a ver la tele, tápate con una manta en lugar de poner la calefacción a toda leche.

En la cocina: compra productos de marcas blancas (lácteos: Lidl, carne y leche: Bon Àrea, papel higiénico y productos de limpieza: Día,  panadería: Mercadona, conservas: Lidl), no compres comida precocinada (además, engordarás menos y te cuidarás más), fíjate en las ofertas y ¡¡no compres comida q no te vas a comer!! Además de que tirar comida es una acción, a mi entender, que viene siendo pecado (por decirlo finamente), también cuesta muchos leuros. Así que: comprad para comer, no para derrochar, eh?? Polamordedios!!

En el baño: vamos a ver, chicas… una cosa es limpiarse el trasero, u otras partes, y otra gastar un rollo de papel cada vez q vamos al aseo… Engaaaaaaaa!! 😀 Por otro lado: baños, vetados (las duchas tonifican más), y grifos abiertos mientras nos lavamos los dientes, también!! Y en cuanto a champús y demás: buscad ofertas y atención a la marca blanca de Mercadona, es más que recomendable.

Compras: ya sabéis aquello de que quien evita la tentación evita el peligro, verdad?? Pues eso… En lugar de ir a pasear por el centro de la ciudad, vete por el barrio, a mirar en qué supermercado tienen más barato esto y en cuál aquello, por ejemplo…

Transporte: usa las piernas, en la medida de lo posible… Además de ahorrarte un billete de metro, harás ejercicio gratuitamente.

Y en cuanto al ocio… Pues tira de internet y de expos gratuitas, por ejemplo, que hay muchas más actividades by the face de las que a veces nos pensamos. Y en lugar de quedar para tomar algo en un bar con amigos, hacedlo en casa. También hay mucha diferencia en lo que te acabas gastando.

En fin… Espero haber sido de alguna ayuda…

Por: Noemozica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.